Alerta por falla de seguridad en tu router

Fecha: 29 mayo, 2018 Autor: JADM en: Antivirus, Novedades, Seguridad

Ahora aparece en las noticias y empiezan a llover las consultas desesperadas. “Me están espiando?”. “Me están robando el wifi”. “Tengo que cambiar el router?”

No. O sí… la respuesta correcta es “podría ser”, pero no hay mayores motivos de preocupación. Este es un caso similar a las vulnerabilidades Meltdown y Spectre que afecta a los procesadores de casi la totalidad de las computadoras del mundo, descubierta no hace mucho y que no tiene solución por parte de los usuarios, pero tampoco implica que que sí o sí te vas a ver afectado personalmente. En ese caso la únicas soluciones viables vienen por el lado de mantener actualizados los sistemas operativos, siendo que los parches que mitigan el problema se van publicando y distribuyendo a través de los canales de actualización automática de cada sistema.

En el caso de la vulnerabilidad descubierta en un gran número de routers la actualización del firmware (el programa interno que los hace funcionar), no es algo que esté fácilmente al alcance del usuario promedio. Tampoco es el primer agujero que se haya descubierto, ni será el último, pero ciertamente es el que más popularidad ganó en los medios. Desde el 2014 se avisa periódicamente de alguna vulnerabilidad en routers, sea por un virus que modifica los permisos de acceso, o por fallas en los protocolos de seguridad WPA, WPS, WPA2….

Se trata en todos los casos de problemas de diseño de la seguridad de la programación, descubiertos por investigadores de seguridad de distintas empresas y la solución definitiva será esperar a que se vayan publicando nuevas versiones del firmware de cada dispositivo e ir actualizándolo oportunamente o, más a mano para el simple mortal, esperar que nuevos modelos con el problema corregido aparezcan en el mercado y cambiarlo.

En general, las distintas vulnerabilidades permitirían a un posible atacante tomar control del router y luego modificar su configuración para permitirle acceder libremente a nuestra red o bien, como este último caso que nos ocupa, facilitarle el control remoto y el manejo de las conexiones de modo que alguien pudiera tener a su disposición una enorme flota de dispositivos desde los cuales orquestar ataques a servidores, propagar virus o lo que se le ocurra.

El robo de información desde el router es relativo, porque la data más sensible (datos y contraseñas bancarias, el acceso a redes sociales, el uso de servicios de correo online conocidos, por ejemplo), navegan hoy a traves de HTTPS, encriptadas entre el usuario y el servicio en cuestión y su decodificación es, si no imposible, por lo menos sumamente compleja. Pero si el atacante se infiltrara en nuestra red local (la red de trabajo de la oficina, por ejemplo), podría tener acceso a los mismos recursos que cualquiera de los equipos locales, dependiendo de la configuración de la seguridad interna. En la mayoría de los casos domésticos no existe tal seguridad y podría ser un tema… pero es de esperarse que el interés de un hacker esté centrado en casos muy particulares y no en el usuario doméstico común. Podría darse, pero…

Solución

Por el momento, la solución es muy sencilla: periódicamente hay que apagar el router unos segundos y volverlo a encender para que se restablezca el sistema original y se elimine cualquier alteración no permanente que pudiera afectar el funcionamiento.

Si ya habías tirado el router a la basura, corré a buscarlo.

Hasta hoy, no hay modelos nuevos en el mercado que hayan corregido fehacientemente esta vulnerabilidad. Mañana veremos…