Windows 8 y el “Error en la configuración de las actualizaciones…”

Windows 8 y el “Error en la configuración de las actualizaciones…”

Computadora nueva, todo funciona a la perfección y, mientras nos acostumbramos al manejo de un sistema que perece un híbrido tablet-ultra-moderna/windows-2000, aprovechamos para mantener todo actualizado, disfrutando de las bondades de la licencia original incluída e nuestra nueva compra.

El sistema es realmente rápido, ameno y liviano e incluso mejora la performance de equipos no tan nuevos e incluso bastante limitados como una vieja netbook (no tan vieja como para no soportar la resolución gráfica requerida por W8, pero…)

Todo iba bien, se descargaron 500Mb de actualizaciones o más (de entrada es probable que encuentres entre 50 y 100 actualizaciones disponibles), se instalaron correctamente y llegó el momento de reiniciar. “Configurando actualizaciones… no apague el equipo…” 10%… 20%…. crash!. “Error en la configuración de las actualizaciones automáticas. Revirtiendo Cambios. No apague el equipo”.

Repito yo: NO APAGUE EL EQUIPO! (es clara la sugerencia, no?) Entonces, aunque tu nueva computadora pueda permanecer en este estado de reversión durante más de una hora (a veces muuuucho más), recordá: NO APAGUE EL EQUIPO.

No muchos tienen tanta paciencia y, acostumbrados al viejo XP que ladraba pero no mordía (al menos la mayoría de las veces), apagan el equipo e intentan reiniciar. Si logra reiniciarse Windows, probablemente hayan perdido todas o la mayor parte de sus aplicaciones, el equipo funcionará a los tumbos y, antes de perder tiempo en soluciones mágicas, les voy adelantando que la única útil es Restaurar al estado original, habiendo previamente realizado una copia de archivos personales. Pueden intentar la opción de restaurar el sistema conservando archivos, pero sólo dió resultado en pocos casos.

Como restaurar Windows 8/8.1?

Conservando archivos y documentos personales:

(pueden probar, pero prefiero hacer un back manual y usar la otra posibilidad explicada)

  1. Deslice rápidamente el dedo desde el borde derecho de la pantalla, pulse Configuración y, a continuación, pulse Más opciones de configuración de PC.(Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero del mouse hacia abajo, haga clic en Configuración y, a continuación, haga clic en Más opciones de configuración de PC).
  2. Pulsa o haz clic en Actualizar y recuperar y después pulsa o haz clic en Recuperación.
  3. En Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos, pulsa o haz clic en Tareas iniciales.
  4. Sigue las instrucciones que aparecerán en la pantalla.

Sin afectar tus archivos, se refiere a documentos, música, imágenes, etc…. contenidos en tu carpeta de usuario. Todas las aplicaciones que hayas descargado o instalado desde un DVD desde que comenzaste a utilizar tu computadora, deberán ser reinstaladas luego de la reparación. Aún si habías actualizado a Windows 8.1, deberás volver a actualizar porque tu sistema volverá a ser Windows 8.

Restaurar todo al estado de fábrica:

(hacer un backup previo de archivos personales!!)

  1. Deslice rápidamente el dedo desde el borde derecho de la pantalla, pulse Configuración y, a continuación, pulse Más opciones de configuración de PC.(Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero del mouse hacia abajo, haga clic en Configuración y, a continuación, haga clic en Más opciones de configuración de PC).
  2. Pulsa o haz clic en Actualizar y recuperar y después pulsa o haz clic en Recuperación.
  3. En Quitar todo y reinstalar Windows, pulsa o haz clic en Tareas iniciales.
  4. Sigue las instrucciones que aparecerán en la pantalla.

Equipo restaurado. Cómo actualizo entonces?

  1. Ir al Panel de Control y abrir Windows Update
  2. Cambiar la configuración a “Descargar las actualizaciones pero permitirme elegir…”
  3. Guardar la nueva configuración y hacer click en Buscar Actualizaciones ahora.

Cuando aparezcan todas las actualizaciones disponibles, viene la parte tediosa: tenemos que seleccionar las actualizaciones de a una o, en todo caso, en paquetes que no superen los 30Mb. Esto podemos hacerlo destildando TODAS las actualizaciones disponibles y volvíendolas a tildar de a una. En el borde inferior de la ventana se nos irá informando el tamaño del paquete a descargar. Tambien es importante no seleccionar actualizaciones de diferente tipo: por ejemplo, podemos empezar con las “Actualizaciones de seguridad para equipos basados en…”, eligiendo algunas hasta llegar a 30Mb, instalarlas, reiniciar. Así hasta completar este tipo de actualizaciones. Luego podemos continuar con las correspondientes a Net Framework 3.5 (hasta 30Mb, instalar, reiniciar), luego Net Framework 4, luego Internet Explorer, luego… etc….

Luego de que la última actualización haya sido instalada y el equipo reiniciado, si todo funcionó como corresponde, iremos a Tienda y si figuran algunas actualizaciones disponibles (arriba a la derecha suele aparecer una leyenda que indica, si las hay, cuantas son), las instalamos.

Reiniciamos (una vez más…) y volvemos a la Tienda. Seguramente ya tendremos el anuncio de que podemos actualizar a Windows 8.1. Click en descargar e instalar y a esperar.

Si aún luego de varios intentos de actualizar la Tienda, el update a Windows 8.1 sigue sin aparecer, pueden probar siguiendo estas instrucciones.

Finalizada la actualización a Windows 8.1 podrías estar tranquilo de que todo está cómo corresponde y sólo te quedará volver a instalar aquellas aplicaciones que perdiste en proceso.

Para aquellos que prefieren soluciones casi automáticas, pueden probar con el Solucionador de Problemas publicado por Microsoft para este caso. Pero cualquiera sea la opción que elijan, es imprescindible (no me canso de repetirlo) que previamente realicen un backup de todos sus archivos importantes.

 


Buscar en JADM

Biblioteca